Se nos pasó: Ayer cumplió 75 y nos olvidamos

Escrito por el 19 diciembre, 2018

Keith Richards es sinónimo de rock. El carismático músico le dio vida a una forma particular de tocar la guitarra y a una pose sobre el escenario. Caminó por el “lado salvaje” y junto a Mick Jagger formó una de las duplas más importantes de la historia. Esas canciones de los Rolling Stones siguen sonando y en cada una de sus presentaciones en vivo convocan a una multitud, ayer cumplió años y llegamos un día tarde.

Lejos de la primicia, en Xradio te contamos un poco de el músico: nació el 18 de diciembre de 1943 en el Hospital Livingstone, Dartford, Inglaterra. Su abuelo fue una de sus mayores influencias, el responsable de acercarlo a la música. El encuentro con Mick Jagger, en una estación de tren, en 1961, le dio vida a uno de los proyectos musicales más importantes de la historia. Ambos compartían el interés por el blues, que llevó a pasar largas horas charlando y escuchando discos de las principales figuras del género que llegaban de los Estados Unidos.

Formaron parte del grupo comandado por Alexis Corner, Blues Incorporated, donde también estaba Brian Jones y el pianista Ian Stewart. Esto marcó el comienzo de los Rolling Stones. Al igual que John Lennon y Paul McCartney con los Beatles, Richards y Jagger conformaron una importante sociedad musical, que llevaría a los Stones a lo más alto.

“Keith es la esencia, el espíritu, el sonido y la imagen de los Rolling Stones. El que le puso ritmo a los solos, quien ahorra cuerdas, dedos, simplifica el método y a la vez engrandece el sonido. El ‘culpable’ de los riffs más memorables en la historia del rock. El creador de un estilo imitado por miles”, contó Diego Perri, autor del libro República Stone.

Uno de esos riffs quedó inmortalizados en “(I Can’t Get No) Satisfaction”. El primer gran hit de los Stones. Ese punteo que todos hemos coreado alguna vez se le ocurrió a Richards en una gira por Estados Unidos, en 1965. Se despertó durante la madrugada, grabó el boceto de la intro y siguió durmiendo. Después, al escuchar la cinta, según sus propios recuerdos, fueron “dos minutos de Satisfaction y 40 minutos de ronquidos”. La inspiración fue “Dancing in the Street” de Martha and The Vandellas.

También, dentro de sus mágicas creaciones, está “Brown Sugar” (1971). Gracias al guitarrista Ry Cooder, Keith empezó a usar una afinación abierta en su guitarra que le dio nuevas herramientas. Esto consistía en afinar el instrumento de tal manera que todas las cuerdas al aire formaran un acorde determinado, lo cual le permitió armar nuevos acordes con un solo dedo. De ahí surgió el sonido tan característico de este tema y de otros como “Honky Tonk Woman”, “Tumbling Dice” y “Start Me Up”.

Los Rolling Stones, con más de 50 años de historia, siguen en plena actividad: anunciaron una nueva gira por los Estados Unidos, con 13 shows. El “No Filter Tour” arrancará el 20 de abril en el Hard Rock Stadium de Miami y culminará el 21 de junio en el Soldier Field de Chicago, con escalas en Jacksonville, Houston, Seattle, Denver, Washington y Filadelfia, entre otras ciudades.

En los últimos días, Richards contó que dejó el alcohol. Pero no del todo, aún toma “una copita de vino o cerveza de vez en cuando”. “Es hora de dejarlo”, le dijo a la revista Rolling Stone. “Es interesante tocar sobrio. Ahora toco de formas más concienzuda, más pendiente de los huecos y los espacios”, agregó sobre el efecto que le producía el alcohol al salir a escena.

En la entrevista también participó su compañero Ronnie Wood. “Keith es mucho más apacible ahora. Creo que llegó a su límite. Si hubiera seguido bebiendo, el Keith que amamos hubiera desaparecido, pero por suerte se ha dado cuenta de que había llegado a ese límite. Ahora es un placer trabajar con él y está más abierto a nuestras ideas”, describió.

Hace unos años, el guitarrista destacó que no todo es alegría dentro de la banda. También se viven momentos complicados, que solo el cariño que existe entre los integrantes consigue superarlo. “Estás en contacto todo el tiempo con el resto de tus compañeros y te metés en un montón de cosas. A veces siento desprecio por ellos pero también mucho amor. Son como mis hermanos que nunca tuve”, reconoció a la revista Esquire.

“Está el aire que uno respira, la comida… y los Rolling Stones. Siempre estuvieron. El mundo no sería completo sin los Rolling Stones”, sintetizó.

Su eterno compañero musical, Mick Jagger lo saludó subiendo una foto en Instagram: “Feliz cumple!” le deseó en el posteo.

View this post on Instagram

Happy birthday @officialkeef ! MJ

A post shared by Mick Jagger (@mickjagger) on


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.


Current track
TITLE
ARTIST

Background