Richard Ashcroft dueño de“Bitter Sweet Symphony”

Escrito por el 23 mayo, 2019

Después de años de conflictos, Richard Ashcroft aseguró haber recuperado los derechos de “Bitter Sweet Symphony”. El ex líder de The Verve declaró anoche en una entrega de premios que su litigio con los Rolling Stones llegó a su fin, luego de más de dos décadas de fuego cruzado.

Ashcroft fue galardonado hoy en la ceremonia de los Igor Novello con una estatuilla por su “sobresaliente contribución a la música británica”. En el discurso de aceptación, el vocalista reconoció que fueron los propios Rolling Stones quienes le reintegraron la autoría del tema incluido en Urban Hymns. “Llevamos meses, años, 20 años trabajando en esto. En el último mes. Mick Jagger y Keith Richards rechazaron el publishing de ‘Bitter Sweet Symphony’, que es una cosa muy humilde y magnánima, no hacía falta que lo hicieran”, dijo. Y agregó, no sin algo de ironía hacia sus Majestades Satánicas: “gracias por reconocerme como el autor de una puta obra maestra”. Minutos después, confirmó la noticia a través de su cuenta de Instagram con el epígrafe “Gracias de nuevo a Mick y Keith. ‘Bitter Sweet Symphony’ está volviendo casa”.

El conflicto se originó en 1997, con el lanzamiento del tema en cuestión. Incluida en Urban Hymns, el tercer disco de The Verve, la canción incluye un sample de una versión de “The Last Time”, una canción de los Rolling Stones hecha por la Andrew Loog Oldham’s Orchestra. Al enterarse de esto, ABKCO, la firma creada por el exmanager stone Allen Klein, demandó al grupo y obligó a reformular la autoría de la canción a nombre de Jagger y Richards, con letra a cargo de Richard Ashcroft. En su momento, ambas partes cruzaron artillería pesada: mientras Keef declaró “que componga una canción mejor y le devuelvo los derechos”, el vocalista presentaba al tema en vivo como “la mejor canción que compusieron los Rolling Stones en los últimos 20 años”.

El año pasado, Richard Ashcroft había declarado que pensaba retomar el litigio e ir a buscar lo que consideraba que era suyo. En ese entonces, el cantante declaró de manera enigmática: “Me di cuenta qué fue lo que pasó en 1997 y lo filtré hasta su esencia más cruda: un gángster robó el 50 por ciento de algo que a la fecha debe valer al menos 100 millones de dólares. Así que ya saben, nunca voy a perdonar esto”. Con el hecho ya consumado, se infiere que el cantante estaba responsabilizando a Klein y sus herederos y no a los Rolling Stones. De todos modos, el conflicto tuvo un desenlace agridulce (je), porque la decisión no es retroactiva, lo que significa que Ashcroft pasará a cobrar por lo que facture el tema de ahora en más y no por lo que recaudó de 1997 a la fecha. No siempre se puede obtener lo que quieres, Richard.


Current track
TITLE
ARTIST

Background