Notre Dame: así se quemó la catedral

Escrito por el 16 abril, 2019

Las llamas consumen de a poco la cúpula de la Catedral de Notre Dame, según retrataron los usuarios de las redes sociales. Una nube gris cubre al monumento, mientras los bomberos intentan contener el fuego.

A dos horas del incendió que tomó la Catedral de Notre Dame e hizo colapsar su emblemática aguja, los líderes del mundo y organizaciones internacionales lamentaron la pérdida cultural. La hipótesis más fuerte, mientras continúan los trabajos para intentar salvar parte del acervo cultural del monumento gótico, es que el foco de incendio se formó alrededor de los andamios que protegían la estructura del edificio, que estaba siendo refaccionado. La Policía Judicial será la encarada de investigar la tragedia.

El incendio «pone de luto a todo el mundo». Así lo describió una mujer que se acercó a la Catedral luego de que las llamas destrozaran la iglesia. «Son más de 856 años que se están yendo en el humo», dijo al lamentar que, con esta tragedia, «se acaba toda una historia» porque lo que se perdió por el fuego «es patrimonio y arquitectura mundial». Y agregó: «Es impresionante que coincide con el nacimiento de Leonardo Da Vinci».

Como describió otro de los presentes, «casi todo el mundo en París» se acercó hoy a la Catedral tras conocer la noticia. «Yo creo que nadie podría imaginarse esto. Pensábamos que era un pequeño incendio pero cuando, al doblar una esquina, vimos las llamas fue terrorífico. Se saltaban las lágrimas, fue difícil contener la emoción».


Hasta el momento es imposible evaluar la magnitud de la pérdida en la mayor tragedia para el patrimonio de Francia y de la Humanidad. Notre Dame está catalogada por Unesco por su valor único y por su imponente interior en forma de cruz, con cinco naves, cuyo eje central mide 60 metros. Demoró dos siglos en construirse, tiene ocho siglos de historia y en cinco horas de fuego ha quedado prácticamente reducida a cenizas. El rosetón del ala Sur, ese magnífico vitraux en tonos de azul, que es en sí mismo motivo de una visita, puede perderse para siempre y estallar en mil pedazos por las altas temperaturas. Se perderían también las gárgolas, las estatuas de los reyes, las pinturas, los frescos, las tallas. Y el órgano excepcional del siglo XIX, considerado una obra maestra, obra de Aristide Cavaille-Coll, con 7800 tubos y 113 juegos que multiplican el sonido en la inmensidad de la nave gótica.

No hay datos que aún permitan medir el alcance de la destrucción producida por este incendio gigantesco, que parece imparable y ha dejado al mundo atónito. La catedral de París, construida entre el siglo XI y el XIII, tiene un corazón altamente inflamable. Es de piedra, pero las cabriadas del techo son de madera, como lo es la sillería del coro del templo medieval en el que se escribió la historia de Francia. En 1804 fue coronado emperador Napoleón Bonaparte; allí asistió a la misa solemne de la recuperación de París Charles de Gaulle y Juan Pablo II celebró misa en 1980.


Current track
TITLE
ARTIST

Background