La canción más feliz del mundo fue creada por Queen

Según un neurocientífico de la Universidad de Groningen en Países Bajos, Don’t Stop me now tiene la combinación de ritmo y melodía que inevitablemente sube el ánimo.

La música es capaz de transmitir e intensificar una serie de emociones: la tristeza, la rabia, el amor y la alegría son solo algunos de los tantos sentimientos humanos que una pieza musical interpreta en diversidad de letras y ritmos. Si bien, depende de cada persona con qué canciones se sienten más identificados, un neurocientífico identificó aquellas canciones capaces de incidir en la alegría prácticamente sin excepción, y hay una en particular que lidera el listado y se lleva el título de la canción más feliz del mundo.

“Don’t stop now” de Queen, es el tema que Jacob Jolij, neurocientífico cognitivo de la Universidad de Groningen, determinó como el que causa más felicidad. El científico llegó a esta conclusión luego de estudiar canciones del género pop de los últimos 50 años y aplicar una ecuación. Según la fórmula, un ritmo de 150 beats por segundo y letras con contenido positivo, son los factores creadores de una canción que genera energía y pensamientos positivos.

“Una canción que te hace sentir bien es muy personal. La música está fuertemente relacionada con la memoria y la emoción, y estas asociaciones determinan si una canción te hará sentir bien o no; sin embargo, existen algunos criterios considerados por los compositores al momento de crear una canción alegre”, dijo Jolij. A partir de este trabajo, fueron 10 las canciones seleccionadas para subir el ánimo:

  1. Don’t stop me now – Queen
  2. Dancing Queen – ABBA
  3. Good Vibrations – Beach Boys
  4. Uptown girl – Billy Joel
  5. Eye of the tiger – Survivor
  6. I’am a believer – The Monkees
  7. Girls just wanna have fun – Cyndi Lauper
  8. Livin’ on a prayer – Bon Jovi
  9. I will survive – Gloria Gaynor
  10. I’m walking on sunshine – Katrina and the Waves

 

Nota de

SOBRE EL AUTOR:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera

Dejá un comentario